Tiempo de reacción

 

El lapso de tiempo que sucede entre la primera apreciación del peligro hasta el instante en que se ejecutar la maniobra, es conocido como “Tiempo de Reacción”. Todo conductor que posea un estado psicofísico que se considere óptimo, le toma entre tres cuartas partes de segundo y un segundo el poder reaccionar.

Durante este lapso de tiempo, el coche logra recorre una distancia de varios metros dependiendo de la velocidad a la cual circulaba el automóvil, pero la misma no es posible ser controlada por el conductor.

En un ejemplo realizado con una motocicleta, en caso de que ésta circule a una velocidad máxima de 40 km por hora, se calculará la distancia que la misma recorre en su “Tiempo de Reacción”.

Para ello, debe traducirse la velocidad en Kilómetros/Hora en metros que se recorren en 1 segundo. Esta operación es muy sencilla. Cada kilómetro posee mil metros, o sea, 40 Kilómetros por hora. Si cada hora son 60 minutos y, a su vez, cada minuto son 60 segundos, cada hora cuenta con 60 minutos multiplicado por 60 segundos, o sea, 3.600 segundos.

Esto podría detallarse de la siguiente manera:

40 mil metros; 40 kilómetros por hora=  11 metros por segundo. Total: 3.600 segundos

Pero en la práctica, esto no es tenido en consideración por la gran mayoría de los conductores quienes no cuentan este “Tiempo de Reacción” al momento de conducir detrás de otro coche lo que lleva a que se produzcan los siniestros.

Pero además, a estos metros que se recorren en el “Tiempo de Reacción”, se deben agregar , en los casos de frenado, la distancia que se necesita para que los frenos puedan actuar para disminuir la velocidad o detener el coche totalmente.

Es por ello que la velocidad a la cual se conduce el vehículo tiene una gran importancia al momento de tratar de evitar un siniestro automotor. Cuanto más sea la velocidad, más tiempo será el “Tiempo de Reacción” requerida para controlar el coche. Si a ello se le agrega la disminución instantánea del “Tiempo de Reacción” por sueño,  fatiga, alcohol o uso de drogas, la distancia del “Tiempo de Reacción” se torna imprevisible.


Deja un comentario

Connect with Facebook