Velocidad y conducción

Invierta más tiempo en la seguridad de su familia, disminuya la velocidad, no debe sobrepasar los 90/100 km por hora, ni aún donde esté permitido o en condiciones climáticas y del camino óptimas, ya que al disminuir 10 Km/h su velocidad habitual de circulación se verá incrementada su seguridad.

Debe mantenerla distancia o espacio de seguridad, para que de esta forma evite cualquier accidente provocado por error de otro conductor o por un imprevisto en el camino o con su propio vehículo, usted precisa tiempo para poder maniobrar su auto. También mantener un espacio de seguridad tanto adelante, atrás y a los lados de su vehículo, le otorgara esa posibilidad o sea, más distancia es más tiempo para maniobrar.

Una de las principales causas de muerte en las rutas y calles es el exceso de velocidad.

Usted debe tener presente que a mayor velocidad, mayor es el tiempo y la distancia que precisa para poder detener el vehículo y más graves serán las consecuencias ante alguna falla mecánica, como puede ser el reventón de un neumático, la mala maniobra de otro conductor o cualquier otro imprevisto.

La velocidad máxima que está permitida por las señales o la reglamentación, no es siempre la más segura. La velocidad que la ley denomina “velocidad precautoria”, es la que “le posibilita al conductor tener el dominio total de su vehículo y no obstruir la circulación”.

En algunas circunstancias es preciso reducir la velocidad, debe tener en cuenta que:

  • A medida que incrementa la velocidad, se ve incrementado el riesgo de muerte, no existe tanto tiempo para actuar y precisa más distancia para frenar.
  • Cada 15 Km/h que aumenta la velocidad, a partir de los 80 Km/h se ve duplicado el riesgo de morir en un accidente.
  • Es preciso respetar los límites de velocidad, siempre existen razones de seguridad para los mismos, ya que pueden existir en el camino situaciones algo complicadas.

Deja un comentario

Connect with Facebook