Adelantamientos, arman de doble filo

Adelantamientos

Un adelantamiento no es más que una maniobra que realiza el conductor con el fin de sobrepasar a otro vehículo que va en circulación en el mismo sentido que el nuestro pero con una velocidad más reducida y delante de nuestro coche. Realmente no es mal visto por las leyes, pero el mal uso de esta maniobra a dejado graves consecuencias.

Los adelantamientos se pueden realizar utilizando carriles de sentido contrario al nuestro, pero lo ideal y lo correcto es que se haga en las vías que se han creado con este propósito, claro que el desorden vial a veces no permiten ver las mismas.

Riesgo inminente

En pocas palabras, es arriesgado, es una de las maniobras que podría poner en peligro tú de no hacerlo como se debiera, aunque cada vez son más las vías con carriles de circulación en un mismo sentido, aún así se debe mantener mucha precaución.

La maniobra de realizarse con rapidez, pero no de forma brusca, adaptándose al régimen de marca a la misma, la visibilidad debe ser perfecta, calcular la distancia y observar antes las señales de tránsito.

Conceptos básicos

Distancia: se debe mantener adecuada respecto al automóvil que se pretende adelantar. Velocidad: ante que nada se de observar los límites genéricos de la vía por la que se circula, de forma que no se incurra en una infracción por sobrepasar el establecido.

Observar previamente: cuando se ha decidido optar por la maniobra se debe  observar el entorno apoyándose en los espejos retrovisores. Señalizar: se debe informar al resto de conductores de nuestra intención.


Deja un comentario

Connect with Facebook