Aprende a sacar tu coche cuando se ha atascado en la arena

Coche atascado en la arena

Aunque no es un curso de conducción propiamente dicho, a continuación te daré un par de consejos que puedes poner en práctica al momento de encontrarte en la situación de estar atascado en un montón de arena, para estos casos es recomendable que sigas los pasos siguientes y sacar tu vehículo de una manera más sencilla y eficiente.

Lógicamente todo dependerá del tipo de trampa de arena a la que te hayas metido, algunas pueden ser pequeñas y otras definitivamente serán un dolor de cabeza. Lo más común es que el coche se atasque en lugares montañosos y cercanos a la playa debido a que en el verano la mayoría aprovechamos a visitar dichos sitios.

Falta de agarre

Lo primero que sentirás cuando estés sobre la arena es la falta de agarre o adherencia por parte de las ruedas, lo que debes evitar es acelerar ya que aumentarías la falta de adherencia e incluso podrías llegar a empanzar el chasis, para ello se recomienda que reduzcas la presión de los neumáticos del eje del motor en un bar, la banda de rodadura más ancha evitará que la rueda se hunda más.

Atascado en la arena

Seguidamente con una pala o la mano, deberás quitar toda la arena de la parte del frente de las ruedas trasera y delanteras, ello para conseguir una superficie plana para tomar más impulso, a partir de ese punto debes actuar con suavidad sobre el embrague y acelerador en el arranque, al mismo tiempo intenta girar algo a la izquierda o derecha.

Calza los neumáticos

Ésta es una técnica que la mayoría de veces funciona, sin embargo debes ponerla en práctica si no hay otra alternativa, o las anteriores no han funcionado, se trata de atravesar ramas gruesas en la base de los neumáticos y en el sentido de la marcha del automóvil, con ello conseguirás un sólito punto de partida.

coche atascado

Si no tienes ramas a la mano, debes de ser ingenioso, en ese caso puedes utilizar las alfombrillas del interior del coche, las debes de colocar en la misma forma que las ramas, con la parte más áspera o con mayor agarre hacia arriba, una vez comiences con la aceleración no debes detenerte hasta alcanzar tu objetivo.

Coches grandes

Lo mejor es tener prudencia, me refiero a que si eres dueño de un coche de baja altura o con ruedas pequeñas, no debes introducirte en la arena, por más firme que parezca, puesto que estos coches tienen menos probabilidades de salir abantes en las condiciones antes mencionadas.

Por el contrario, si tu vehículo es de tracción total, o con ruedas de gran tamaño, entonces lo que debes hacer es ser prudente y no presumir o confiar tanto de la capacidad de adherencia de sus ruedas. En el vídeo que antecede se cuentan con herramientas adecuadas, pero puedes utilizar los mismos principios para sacar tu coche de la arena.


Deja un comentario

Connect with Facebook